Esto es lo que puedes hacer por el buen desarrollo de tu hij@

Cuando un hijo o hija llega a nuestra vida nuestra percepción cambia por completo; pasamos de preocuparnos solo por nuestras cosas y problemas o los de las personas más cercanas a centrar nuestra atención en todo lo que necesita esa personita que ha llegado para quedarse: ¿por qué llora? ¿por qué todavía no habla? ¿por qué no duerme más horas seguidas???




Tengo tres sobrinos (10, 4 y 1 años) y, viendo la cara de mi hermana muchos días, me hago una ligera idea de todas las preocupaciones y responsabilidades que traen consigo, no solo de bebés (según ella eso no es lo peor...) sino según van creciendo: "¡¡mamáaa mi hermana me ha quitado mis juguetes!!" "mamáaa ¿por qué tengo que hacer los deberes? "mamáaa ¿por qué no soy como Clodett?" "mamáaa el bebé se está comiendo la plastilina!" Esto último me lo he inventado, pero lo veo muy posible... 

El caso es que no me extraña que los que sois padres penséis si hay algo que podáis hacer por vuestros hijos, algo que les ayude en su crecimiento, a desarrollarse bien, tanto física como mental y emocionalmente.

Los niños no tienen filtros mentales, están abiertos a experimentar porque de ello depende su aprendizaje.



Cuando un niño viene a este mundo para él o ella es todo nuevo. No hay límites, no hay cosas que hacen daño, el mundo es un campo infinito donde experimentar sensaciones. Es con la experiencia y con lo que nos dicen los adultos (no toques el enchufe que te da la corriente, no cojas el cuchillo que te cortas, no te subas ahí a ver si te vas a caer) como aprendemos a qué es bueno y qué es malo. Esto está genial, lo que pasa que no todo lo que nos transmiten los adultos es totalmente cierto porque entran en juego miedos propios... "no te acerques a los perros que te pueden morder" "no te des tan alto en el columpio que te puedes hacer una pitera" 

Muchas veces evitamos situaciones a nuestros hijos porque pensamos que pueden darle miedo, sin embargo ese miedo es nuestro.



La teoría es muy fácil pero la práctica... cuesta mucho. Otra cosa que podemos hacer por ellos es no transmitirles nuestras creencias limitantes. ¿Qué es una creencia limitante? Es una percepción de la realidad que nos impide crecer y alcanzar las cosas que deseamos, son mensajes que nos decimos y que no son ciertos pero, como nos lo hemos repetido tantas veces, para nuestra mente sí lo son. 

Algunos ejemplos de creencias limitantes son:
- No puedo con esto
- No me lo merezco
- Soy incapaz de...
- No valgo para..."

Hay muchos recursos para que los niños tengan un buen desarrollo a todos los niveles, yo os quiero acercar el que conozco más de cerca: el Reiki.
Como hemos dicho antes los niños no tienen límites mentales, no tienen aún marcadas las creencias limitantes que tenemos los adultos por lo que dejan libre a su mente y los resultados con el Reiki son impresionantes. 



Algunos beneficios que aporta en sus vidas son:
- Manifestar las emociones y sentimientos.
- Desarrollar y trabajar la empatía.
- Comunicarse con otros de una formas más afectiva y efectiva.
- Estimular el pensamiento creativo.
- Construir relaciones más sanas

El Reiki es una técnica que ayuda a tu hij@ a ser un mejor adulto, y ¿no queremos eso todos los padres?



Puedes encontrarme en C/ Toro 78, Salamanca y seguir todas las novedades en la página de Facebook.


www.kelaiabio.com 

#Reiki #Salamanca #KelaiaTeAyuda


Comentarios

Entradas populares de este blog

¡La vida es una banda sonora!

Conoce más sobre Reiki

Secretos de la vida