¿A qué tienes miedo?

Estamos en la semana de Halloween, la semana del miedo por excelencia, donde podemos incluso reírnos de él y plantarle cara, convertirnos nosotros en miedo para los demás y ponernos en su piel...

El miedo es una emoción que tiene una función muy básica: nuestra supervivencia. Si no tuviéramos miedo a nada está muy claro: moriríamos. El miedo es el que hace que nos retiremos cuando hay una amenaza, ya sea a nuestra vida, a nuestra autoestima, a nuestra seguridad... 





Hace millones de años el ser humano ante la amenaza de ser devorado por animales salvajes o morir de frío se refugiaba en cavernas. El miedo les hacía sobrevivir. Esto ha quedado grabado en nuestro ADN y ahora eso se traduce en que no conducimos a 220 km/hora por miedo a tener un accidente (hablamos de personas cuerdas), no dejamos la puerta de casa abierta por miedo a que alguien entre y nos robe o nos haga daño, no acariciamos a un perro desconocido que nos está enseñando los dientes por miedo a que nos muerda... 

Si no tuviéramos miedo a nada moriríamos.

Muchas campañas de publicidad están basadas en el miedo; las empresas aprovechan esta poderosa emoción para ponernos en situación de lo que podría pasarnos si no consumimos su marca y vender más.




El problema está cuando nuestros miedos son disfuncionales, es decir, cuando no sirven para nada. Bueno sí, sirven para frenarnos, para no entrar en acción y salir de nuestra zona de confort. 

Hay una pregunta que deberíamos eliminar de nuestro vocabulario: ¿y si...? y otra que deberíamos incorporar: ¿qué es lo peor que puede pasar? 

No se trata de eliminar el miedo de nuestras vidas, ya hemos visto que eso sería contraproducente, pero sí debemos identificar cuándo nuestros miedos nos limitan y no nos dejan avanzar. 




Para saber si un miedo te está frenando pregúntate qué te gustaría hacer realmente y no haces, cómo te gustaría vivir tu vida y qué te falta para conseguirlo. Por último no eches la culpa de lo que no tienes a los demás o a situaciones ajenas a ti: 

Todos tenemos la capacidad de cambiar nuestro presente con las decisiones que tomamos. 
TÚ eres el único responsable de lo que pasa en tu vida.



Puedes encontrarme en Kelaia Bio y seguir nuestra página de Facebook

¡Consigue el Perfecto Bienestar!

#Miedos #Reiki #Salamanca #quenadatelimite



Comentarios

Entradas populares de este blog

¡La vida es una banda sonora!

Conoce más sobre Reiki

Secretos de la vida